miércoles, 30 de julio de 2008

FELIPE MÁXIMO TERRES CABEZAS (24-07-1943)

Natural de Fuentidueña de Tajo, Madrid. Hijo de Pedro y Petra.
57 años de edad. Jornalero, afiliado a la UGT. Estuvo encarcelado en las prisiones de Aranjuez y Porlier. Sumario 59.366.
Fue fusilado en el Cementerio del Este el 24 de Julio de 1943.

miércoles, 9 de julio de 2008

CIPRIANO MONTES GUZMÁN (30-09-1941)

Cipriano Montes Guzmán nació en Morata de Tajuña el 16-09-1902, pertenecía al Partido Socialista Unificado y fue alcalde de su localidad en el año 1936.Estuvo preso en las cárceles de Aranjuez, Yeserías y Porlier.Fue fusilado en el Cementerio del Este el 30 de Septiembre de 1941.


(...)Cipriano Montes Guzmán natural de Morata de Tajuña (Madrid) hijo de Francisco y de Angela, casado y de conformidad con el Expediente Procesal del mismo obrante en este Centro ingresó en la Prisión de Aranjuez procedente de Morata de Tajuña y posteriormente en 13 de agosto de 1941 procedente de la Central de Yeserías ingresó en la de Porlier a disposición de la Autoridad Militar, desde donde el 30 de septiembre de 1941 fue entregado al piquete de ejecución para cumplimiento de sentencia acordada en sumarísimo 64143.(...)

MARÍA DE LA SALUD PAZ LOZANO HERNÁNDEZ (19-01-1940)

Nació en Valladolid el 11 de Octubre de 1909. Hija de Ramón y Encarnación.
Pertenecía a la SIA (Solidaridad Internacional Antifascista) Ingresó en la prisión de Ventas el 1-12-1939 con un bebé de cinco meses, Florentino Salcedo Lozano. El niño moriría el día 16 de enero de 1940 a las 23:00 h. según certificado médico expedido por el médico de la prisión. Ella es fusilada en el Cementerio del Este de Madrid en la madrugada del 19 de enero.
Su marido Florentino Salcedo Abascal fue también fusilado en el mismo cementerio el 17 de enero de 1940.
"El testimonio anónimo que abre el segundo tomo de "Cárcel de mujeres" de Tomasa Cuevas, relata un caso muy semejante, que tal vez sea el mismo*:
La gitana,
Formaban parte de un mismo expediente anarquista ella y una mujer que ingresó embarazada -y a eso debió su vida-, y los maridos, fusilados ambos. La pobre gitana tenía consigo a un niñito.
La criatura enfermó y murió: aquella tarde estaba la mujer al lado del cuerpecillo como muerta también. Por la noche llegó la orden de ejecución. Se pidió, y se consiguió, que la dejasen vivir aquella noche. ¡Sólo una noche más al lado del cuerpo del hijo muerto! Cuando vinieron a buscarla, veinticuatro horas más tarde, iba como muerta, arrastrada, empujada, sin voluntad, sin vida ya" (Tomasa Cuevas II, 1985)"
(Fernando Hernández Holgado. Mujeres encarceladas. La prisión de Ventas.)
*La identidad de María de la Salud Paz Lozano Hernández, (María Lozano) ha podido completarse gracias a los datos que ha facilitado la familia.

LUCIANO SÁDABA URQUÍA (16-12-1942)


"En 1941 fue enviado a España, desde Cuba, un grupo de cuadros dirigentes del Partido. Isidoro Diéguez, Larrañaga, Girabau y Luciano Sádaba. Este último para hacerse cargo de la JSU. Hicieron escala en Lisboa y fueron detectados o delatados y entregados a la policia franquista. Después de ser torturados en la Dirección General de Seguridad fueron conducidos a prisión. Luciano Sádaba fue destinado a la segunda galería de la cárcel de Porlier, donde le conocí. (...) Sádaba acababa de casarse unos días antes. (...) Era un camarada excelente y aprendí mucho de él y nos llegamos a querer como hermanos. Me hablaba con nostalgia de su reciente esposa, Zoila Ambou (...) Sádaba llevaba siempre consigo una especie de amuleto que le entregó Zoila al despedirse: una pequeña piedra rodada y pulida que ella recogió de la orilla del mar y llevaba siempre consigo.(...)

Una noche le llamaron para ser fusilado, con sus compañeros. Nos fundimos en un abrazo. Así despedí a cientos de camaradas. No pude evitar unas lágrimas, pero él salió con una entereza ejemplar, muy seguro de sí mismo. Me dió su reloj, su pluma estilográfica y toda la ropa que ya no iba a necesitar.
- ¿No me dejas la piedra?
Sádaba levantó su mano: entre el pulgar y el índice sujetaba con fuerza y amor la piedra de Zoila.
- No, esta piedra morirá conmigo."

Marcos Ana. Decidme cómo es un árbol.

lunes, 7 de julio de 2008

JOSÉ MANUEL VALDEÓN GARRIDO (14-07-1939)


"Hijo de un español, José y de Rosa, una criolla cubana, dejó su casa del número diez de la Calzada Diez de Octubre en La Habana para venir a España, pero nunca olvidó su Manzanillo natal, del que escribía hermosas poesías. En España contrajo matrimonio civil con Manuela García Arteaga y tuvo una hija,Carmen.(...) Su abuelo, originario de León, combatió y fue condecorado en la guerra de Cuba y se casó allí, con una cubana de Morón. Dedicándose al cultivo de flores. (...)
Mercedes Valdeón. (Nieta)

"Creo que esta persona es la que se cita en dos libros. En primer lugar, en la interesante obra del novelista Ángel María de Lera titulada "Los que perdimos", en ella aparece como José Manuel Garrido León (nombre literario). Era un chico nacido en Cuba, que llegó a España en 1929 o 1930, y que tras varias desgracias familiares fue alumno de la escuela de periodismo del Debate. Era católico practicante. Durante la guerra, y por motivos económicos trabajó en el periódico "El sindicalista", donde conoció a Lera. No participó en ninguna acción de guerra. Fue detenido al terminar la contienda en 1939, y condenado a muerte, siendo fusilado el 13 o el 14 de julio de 1939 (tenía unos 21 años) a pesar de la intervención de la Embajada de Cuba. También lo cita Eduardo de Guzmán en su obra "Nosotros los asesinos". (...)
(Foro por la Memoria)

sábado, 5 de julio de 2008

JOAQUÍN MADRID HUELGAS (08-03-1943)

Joaquín, falleció en la Prisión de Porlier a los 25 años, el día 8 de Marzo de 1943. Encausado en juicio sumarísimo y con una petición de pena de treinta años.Hijo menor de Isabel Huelgas de Pablo, fusilada en el Cementerio del Este el 31 de Julio de 1939.

Estas fotografias de Joaquín Madrid han sido enviadas por la familia. Fueron hechas en la Prisión Habilitada de Comendadoras.
Junio 1942.

ISABEL HUELGAS DE PABLO (31-07-1939)




"Isabel Huelgas de Pablo. Hija de Francisco y Victoria. Viuda de Antonio Madrid. En el momento de su vil ejecución, era madre de dos hijos que también estaban en prisión. Su edad 62 años. Nació en Segorbe (Castellón) Hija de Francisco Huelgas, de profesión Militar.Los primeros años de su infancia y juventud, los pasó en Logroño con sus padres y su único hermano. Cursó estudios de Magisterio y al fallecimiento de su padre (siendo ella muy joven) ejerció su carrera como Maestra de 1ª Enseñanza en Valmojado (Toledo). A los pocos años contrajo matrimonio con Antonio Madrid de profesión; Médico cirujano en Madrid y abandonó su carrera para dedicarse a ser ama de casa. Tuvo cuatro hijos, dos mujeres que murieron a los 17 y 18 años respectivamente, y dos varones. Estos dos hijos fueron detenidos unos días antes que la detuvieron a ella. El menor de ellos, Joaquín, falleció en la Prisión de Porlier a los 25 años, el día 8 de Marzo de 1943. Encausado en juicio sumarísimo y con una petición de pena de treinta años. El mayor de sus hijos Antonio continuó en Prisión hasta el 16 de M de 1946, que fue encausado también, con petición de Pena de Muerte por el fiscal. Fue a Juicio Sumarísimo en Marzo de 1944 y la sentencia quedó en la pena de treinta años de reclusión mayor. Tanto los hijos como la madre fueron injustamente acusados basándose en hechos falsos, imperando la "Razón de la sinrazón".Cuando la detuvieron como estaba enferma la ingresaron en la enfermería de la que la sacaron para cruelmente matarla el día 31 de Julio del año 1939. Fue detenida en los primeros días de Abril de 1939 e inmediatamente su casa fue precintada e incautada con todo cuanto en ella se contenía.Al quedar viuda hizo oposiciones al cuerpo de Oficial de Prisiones al cual perteneció hasta su muerte. ¡Qué crueldad del destino! El sitio que fue su lugar de trabajo: “Prisión de mujeres de Ventas” fue su lugar de represión y antesala de su muerte.Yo fui testigo el día que el Dictador “Franco” (el que se sublevó en contra de un Gobierno legalmente constituido, destruyendo vidas, saqueando bienes y asaltando una Nación bajo el sofisma de que eran los salvadores. Recuerdo que en ese primer día 28 de Marzo, ese ejército que tuvo sitiado a Madrid durante tres años sin ser capaz de conquistarla entró voceando desde sus camiones con altavoces; “Nada tenéis que temer, los que convencidos o engañados no hayáis tomado parte en delitos de robos o sangre” ¡Qué mentira! Muchos lo creyeron y como nada tenían que temer se quedaron en sus casas, como lo hizo Isabel Huelgas y sus hijos Joaquín y Antonio Madrid. Allí les detuvieron, de nada tenían que huir, porque nada malo habían hecho. Pero esos que venían pregonando justicia, (no practicándola) hicieron lo que sabían: dominar por la fuerza, avasallando. Mataron a Isabel, se apoderaron de su casa y encarcelaron a sus hijos, muriendo el menor en la Prisión. El mayor estuvo siete años en la prisión donde contrajo una enfermedad que a los 46 años le llevó a la muerte. Dejó viuda: yo, y tres hijos, que unidos veneramos su recuerdo."
Teófila Herreruela Barrio. (Nuera de Isabel Huelgas. Testimonio manuscrito por Teófila Herreruela , a petición de su hijo Antonio en abril de 2008)


Orden de entrega al piquete de ejecución incorporado al expediente de Isabel Huelgas de Pablo, Legajo DL, "Archivo General del Ministerio del Interior. Fondo de la Dirección General de Instituciones Penitenciarias"


Isabel ingresó en Ventas el 10 de Mayo de 1939, a la edad de 59 años, viuda y con dos hijos. Su caso fue tramitado con rápidez, ya que el 31 de Julio del mismo año fue ejecutada con otras cinco reclusas (...) En el recodo de la galería, entre la escuela (atestada de mujeres) y la entrada de la tercera galería derecha, una cama, un camastro más bien desvencijado. En él una mujer mayor, enflaquecida, febril. Antigua funcionaria de la cárcel de mujeres, condenada a muerte. Tan enferma que esperábamos, con un poco de suerte, que muriese antes de la hora de la ejecución. Durante la guerra había perdido a su marido, médico, y a sus dos hijas por la tuberculosis. A los hijos, Antonio y Joaquín, luchadores en el frente, los suponía detenidos" Cuevas II, 1985.


Con Isabel Huelgas el bando vencedor cometió una última y gratuita crueldad, Josefina Amalia Villa refiere que, enferma como estaba, la bajaron a comunicar con dos de sus antiguas presas, de derechas, que le informaron que los dos únicos hijos que le quedaban habían sido fusilados. El impacto de la noticia fue enorme:


"Aquella mujer subió (de la comunicación) muerta. Sube la mujer y la sacan por la noche y la fusilan"


Era el último día de Julio de 1939. Andando el tiempo Josefina Amalia Villa fue a visitar a dos presos a la cárcel de Comendadoras, en compañía de su madre(...) preguntaron si alguna de las dos había estado en la cárcel, y al contestar afirmativamente Josefina Amalia, le explicaron que su madrehabía sido fusilada en Ventas y deseaban conocer algún detalle. Eran los hijos de Isabel Huelgas de Pablo. No habían muerto; ni siquiera habían sido juzgados."


Fernando Hernández Holgado. Mujeres encarceladas. La prisión de Ventas.

viernes, 4 de julio de 2008

TIBURCIO GALÁN CRISÓSTOMO (29-04-1940)


"Tiburcio Galán Crisóstomo, natural de Santa Ana de Pusa, Toledo. Asesinado en la tapia del Cementerio del Este el 29 de Abril de 1940. Me dice mi padre que su hermano, mi tío Tiburcio, concejal de Santa Ana de Pusa, Toledo, fué apresado junto a otros tres compañeros concejales más, que pudieron ser Antonio Pinilla, Amancio Merino e Ineso Arriero. También me dice que estuvieron encarcelados en el mismo sitio. He repasado el listado de asesinados en la tapia del cementerio del Este y, efectivamente, aparece Ineso Arriero (figura como "Arrieto"), cuya fecha de asesinato fue la del mismo día que asesinaron a mi tío (29/4/40), y también aparece Antonio Pinilla como asesinado en el mismo lugar, cementerio del Este, pero al día siguiente de serlo mi tío (30/4/40) e Ineso. El cuarto de los cuatro concejales, Amancio Merino, no aparece en el listado de asesinados en el Cementerio del Este. "
José Luis Galán. (Sobrino de Tiburcio Galán)

AURELIA MAESTRO-MUÑOZ MARTÍNEZ (22-07-1941)

Ingresó en la cárcel de Ventas el 23 de Septiembre de 1940 y falleció en ella el 22 de Julio de 1941. Figura como Maestre (o Maestro) Muñoz en el listado de Fernando Hernández Holgado.

"Recuerdo muy bien que me enteré de que mi abuela había muerto en la cárcel fascista de Ventas casi al final de la vida del general F.F. Bahamonde. Yo debería tener por entonces unos 13 ó 14 años. La noticia me impactó verdaderamente y, desde ese día, el régimen fascista pasó de ser una reunión de asesinos anónimos a convertirse para mi en un conjunto de esbirros desalmados y bien conocidos que habían asesinado a mi abuela. No murió fusilada, no. Para ella y para muchas otras más se reservaba algo más sofisticado, que era morir lentamente de frío, de hambre, de enfermedad no atendida, de soledad y de pena. Lo hicieron también con Miguel Hernández, lo ensayaron con muchos otros más y hasta se fijaron en las depuradas técnicas de exterminio de sus amigos alemanes nacional-socialistas. Mi abuela murió en aquella cárcel siniestra, rodeada de sufrimiento suyo y de sus compañeras. Murió bajo los contínuos malos tratos de las monjas gobernantas de aquel presidio de exterminio. Murió escuchando cada noche los disparos de los asesinatos en las tapias del cementerio del Este. Sólo tengo un recuerdo de ella. Pero es un tesoro que quiero publicar en el foro. No es una carta (como cabría esperar) reclamando justicia o exigiendo la caída del gobierno fascista ilegítimo. Es un poema de amor. Mi abuela, una mujer fuerte que se vino a Madrid en torno a 1927 desde su pueblo natal, Mora de Toledo, murió añorando a su marido y sus días juntos de libertad. Le quitaron todo entre 1940 y 1941. Pero no sólo a ella, porque también me lo quitaron a mi. Me quitaron el derecho a conocerla y a saber todo lo que me tendría que haber podido contar. Me robaron uno de esos besos de los que ella habla en su poema de amor".

"Incluyo una transcripción del contenido de una pequeña libreta cosida y preparada por mi propia abuela como regalo de cumpleaños de su marido. Las pastas de la pequeña libreta tienen un alma de papel más grueso, que es una carta que le envió su hermana a principios de 1941. La libreta consiste en cuatro pequeños folios dobles plegados por su eje de papel basto aunque de poco grosor. La libreta tiene bordada la palabra "Felicidades" en hilo blanco sobre fondo negro en una de las pastas y el nombre de mi abuelo en la otra."

Agustín Morales. (Nieto)

A MI ESPOSO

Cuando metida en mi celda
y acostada en mi petate
recuerdo nuestro cariño
soy feliz en ese instante.

También recuerdo esos días
que todos juntos con padre
vivíamos tan felices
¡ qué horas tan inolvidables!

¿Volverán, yo me pregunto?
Si Dios quiere no muy tarde
un día de S. José,
día de gloria y de fiesta
cumpleaños de mi esposo
sólo en él mi mente piensa.

En este día tan grande
poderle besar siquiera
mas tengo que conformarme
pues me encuentro prisionera.

Paloma tu que has buscado
para colocar tu nido
las piedras frías y tristes
del patio de mi presidio
llevadle felicidades
a mi esposo tan querido.

19 de Marzo de 1941


MANUEL RAMOS MARTÍNEZ (27-04-1940)

Natural de Villarejo de Salvanés, Madrid. Hijo de Francisco y Antonia. Empleado de profesión. Casado. Tenía 29 años cuando fue fusilado en el Cementerio del Este de Madrid, el 27 de abril de 1940.

PEDRO LUIS DE GÁLVEZ LÓPEZ (30-04-1940)

Natural de Málaga. Hijo de Pedro y Carmen. Escritor. Tenía 54 años cuando fue fusilado en el Cementerio del Este de Madrid el 30 de abril de 1940.
“En el verano de 1940, Pedro Luis de Gálvez compareció ante un consejo de guerra en las mismas condiciones de indefensión que tan corrientes eran para los demás. Pedro Luis de Gálvez fue condenado a muerte, y al poco tiempo de su condena fue trasladado a Porlier, desde la cárcel de Yeserías, donde se encontraba. Entre nosotros hacía lo que sabía: versos. En Yeserías, la noche que sacaron a Gómez Osorio para fusilarlo compuso un soneto dedicado a la quijotesca figura del ex gobernador civil de Madrid. Meses después de ser condenado, Pedro Luis de Gálvez fue fusilado en las tapias del cementerio del este de Madrid.”
Fuente Archivo Amaro del Rosal. Fundación Pablo Iglesias.
IN LIMINE 18 de julio (1936-1937)
18 de julio dice:¡España!
Otra vez la manola y el chispero.
Echa pólvora al vino el tabernero,
mientras la Muerte afila su guadaña.
Fregado en el cuartel de la Montaña:
Le cruje tres razones al pandero
del general cobarde y embustero
la nieta del bravío Malasaña.
Es el Madrid de Goya y de Godoy,
sin broncos alamares ni calesas,
ayer tan bravo como bravo es hoy:
Madrid, se arrasa; pero no se toma:
No anidaron las águilas francesas:
No anidarán las águilas de Roma.
Pedro Luis de Galvez

RAFAEL SOBRADO COSÍO (25-02-1942)

El nombre de Rafael Sobrado Cosío aparece en el libro de Carlos Engel, "Historia de las Brigadas mixtas del EPR" como comisario de la 43BM. Esta Brigada ocupó posiciones estáticas en el Frente de Madrid hasta que después de dos años se desplazó a Extremadura.

ANTONIO ARIÑO RAMIS (27-04-1940)

Natural de Barcelona. Hijo de Antonio y Antonia. Mecánico de profesión. Fue fusilado el 27 de abril de 1940. Tenía 38 años.

ANTONIO DÍAZ GONZÁLEZ (17-07-1940)

Tenía 26 años y era natural y vecino de Madrid. Era estudiante y estaba soltero.
Causa nº 53.911
Fusilado el 17 de julio de 1940, junto a veintidós personas más, en las tapias del cementerio madrileño del Este.

"Y una tarde, en julio de 1940, al ir a tocar recuento, fue la vez fatal para Antonio Díaz González. Antonio llevaba cuatro meses condenado a muerte. Como en jefatura no controlaban bien las sentencias de los tribunales, al regresar de consejo quedó en la sala 10. En aquellos cuatro meses Antonio fue un ejemplo de moral. A pesar de su suerte incierta comenzó a estudiar de firme. Gramática y francés. Se le admiraba por ello. El respondía que en caso de que le fusilaran se habría distraído. Y si le conmutaban habría ganado tiempo para su preparación futura. Joven comunista ya en los primeros tiempos de la República, se había dedicado a difundir la cultura a través de la biblioteca circulante de su barrio de la Guindalera. Obrero panadero, llegó en el Ejército a comisario político de brigada. Prisionero en Albatera le trasladaron a Madrid. A la hora de su saca supo anticipadamente por medios extraoficiales su fin inmediato. Así cuando llegó el funcionario y balbuceó su nombre, Antonio avanzó declinando su identidad. Añadió que era a él a quien buscaba. Brevemente se dirigió a todos los internados de la sala. ¡Muero por la Revolución!, les dijo y vuelto hacía el guardian invitó a este a que se tranquilizase. Todavía tuvo un recuerso para sus padres y para su novia. Antonio fue sacado con otros tres más, uno de ellos de la CNT"(...)

miércoles, 2 de julio de 2008

TERESA TRULLENQUE MARTÍN (28-12-1940)


CUIDAD DE MIS NIÑAS.

Esta carta salió de la madrileña cárcel de Las Ventas escondida en una maceta. Su autora fue fusilada pocas horas después de escribirla. Una de sus hijas, Dalia Forjas Trullenque, de 16 meses de edad, había muerto poco antes en la prisión. El marido de Teresa, Francisco Forjas, miembro de la ejecutiva socialista del Puente de Toledo, había sido fusilado en 1939. «Contadle al mundo lo que me está pasando, que me están matando a palos», había escrito Francisco en una misiva que llego a su familia. Su hermano Alberto y un hermano de Teresa, Luis Trullenque, también murieron en el paredón. Todos eran socialistas madrileños. Pero Teresa confía a la Virgen la suerte de sus hijas huérfanas. La carta nos fue enviada por una de ellas, Teresa. «Teniamos 5 y 7 anos cuando murió mi madre», nos decía en la carta que acompañaba a este texto. «La obligaron a confesarse para que se pudiera despedir de nosotros. Ahora que todo se puede contar, tendré la alegría de que la gente sepa el dolor con que mi madre se fue de este mundo».

Las Ventas, 28 de diciembre de 1940.

"En capilla, a la una de madrugada, es la ultima carta que os escribo, queridas hermanas Concha y Paca. Mis hijas se quedan huérfanas. No os pido mas que las miréis como si fueran vuestras hijas. Muero inocente y con la conciencia muy tranquila. Dad muchos besos a mis queridas niñas que las llevo clavadas en el corazón y lo mismo a las vuestras y a la abuela. Siento mucho todo lo que os habéis molestado, que ha sido inútil. Ese señor ha servido mal, pero, en fin, que le vamos a hacer, paciencia. Os pido que llevéis a mis niñas por buen camino, que sean buenas, que salgan dos mujeres honradas como su madre, que nunca nadie ha tenido que decir nada de mi y que pidan mucho a la Virgen.Muchos besos para sobrinas y para la abuela y para Vidal. Dejo de madre de mis hijas a la Virgen Santísima, que ella las protegerá y defenderá de todos los peligros. Muchos besos. Hasta la eternidad."
Teresa Trullenque Martín

"Los años difíciles". Edit. Aguilar


Acta de Defunción de Teresa Trullenque Martín

DALIA FORJAS TRULLENQUE (09-10-1939)

Ingresó con un año en prisión junto a su madre Teresa Trullenque Martín el 18 de Septiembre de 1939. Falleció el 9 de Octubre de ese mismo año siendo su madre fusilada el 28 de diciembre del año 1940.
(Fuente Fernando Hernández Holgado)

Su padre Francisco Forjas Palacio, fue fusilado el 18 de Diciembre de 1939.

ESTEBAN DODIGNON LÓPEZ (05-08-1939)

“Siempre nos ha contado la historia de su tío fusilado en una proceso al poco de terminar la guerra y también contaba como cuando su mujer (la tía de mi madre) acompañada de su hermana (mi abuela) fueron a por el cadáver había una gran conmoción porque habían asesinado también a unas chicas muy jóvenes.

Yo siempre asocié esta historia al proceso de las 13 Rosas, pero no podía imaginar que él también había sido condenado en la misma causa.
Los datos coinciden, Esteban Dogignon López era presidente del sindicato de músicos y una persona de izquierdas, que nunca estuvo ligado a ningún proceso conspirativo (la típica buena persona que no tenía nada que temer como tantos otros).

Según mi madre, incluso le llegaron a dejar salir de la cárcel una vez detenido para hacer una actuación (no sé si un concierto). Pero al volver según mi madre le asociaron con un presunto complot contra Franco y le condenaron a muerte. Su esposa trató de presentar avales de la gente que le conocía pero no debieron servir de nada.

Te puedo contar una anécdota terrible, la familia directa de Esteban (sus hermanas y su madre) eran gente de "orden" de derechas y en el funeral no dijeron que al hermano lo habían fusilado, sino que había muerto de enfermedad. Imagina la pobre viuda en el funeral sin poder decir cómo había muerto.

Esteban y Paquita su viuda, no recuerdo su primer apellido porque no era hermana de padre de mi abuela pero el segundo debía ser Rodríguez, habían tenido un hijo que murió de bebé en un accidente en plena guerra. Paquita trabajó después de jefa de cocina en la academia militar general de Zaragoza (cruel destino), hasta que se jubiló y vivió a Madrid. Yo recuerdo haberla visitado de niño (en los 60 y 70) en su casa de renta antigua de la calle Vallehermoso.(…)

ANTONIO MORENO CRESPO (27-08-1939)

Nació el 24 de Agosto de 1939 y falleció el 27 a consecuencia de una bronquitis. Su madre Anastasia Crespo García de 19 años, ingresó en la cárcel de Ventas el 17 de Junio de 1939 y murió en la misma prisión el 2 de Septiembre de 1939.
(Fuente Fernando Hernández Holgado)

LUISA DEL ÁLAMO MARTÍN (02-12-1939)

Ingresó con un año de edad en la prisión de Ventas junto a su madre María Blasco Martín, el día 3 de Octubre de 1939. La niña falleció el día 2 de Diciembre a consecuencia de "heredo-sífilis" según consta en el certificado de defunción. La madre, María Blasco Martín fue fusilada el 10 de Julio de 1940.
(Fuente Fernando Hernández Holgado)

ROBERTO ALONSO REGUERO (28-09-1940)

Nació en la prisión de Ventas en día 17 de Septiembre de 1940. Su madre Saturnina Alonso Reguero de 21 años de edad, natural de Santander, había ingresado en la cárcel dos días antes, el 15 de Septiembre.
El bebé falleció el día 28 de Septiembre con 11 días de vida. Su madre un día más tarde, el 29 de Septiembre de 1940.
(Fuente Fernando Hernández Holgado.)

FLORENTINO SALCEDO LOZANO (16-01-1940)

Nació en Madrid, el 11 de Junio de 1939. Hijo de María de la Salud Paz Lozano Hernández y Florentino Salcedo Abascal, fusilados ambos en el Cementerio del Este. Ingresó con cinco meses en la cárcel, el día 1 de Diciembre de 1939 junto a su madre. El niño falleció en la prisión de Ventas el 16 de Enero de 1940, con siete meses de edad y a consecuencia de una bronconeumonía. Unas horas después, en la madrugada del 17, su padre era fusilado y dos días después ejecutaban a su madre.

IMANOL ASARTA IMAZ (21-01-1942)

A su mujer:

"Mi queridísima Manoli: Ayer día 19, me anunciaron que al amanecer de hoy sería fusilado, pero fue suspendida la ejecución; espero acabar mis días de un día para otro. He hecho inventario de mis cosas para que te sean entregadas. No desesperes, cariño mío. Muero tranquilo y sereno, confiando en que el sacrificio de mi vida servirá para que en el porvenir no sufran los que nos sucedan las vicisitudes de nuestra generación. Inmenso es el amor que siento por ti y por nuestra querida Amatxo. Vuestra imagen me acompaña hasta la muerte. Durante toda mi vida he procurado ser buen hijo, buen esposo y buen padre. Como corresponde a un hombre de mi condición. No os dejo en herencia más que mi pasado de consecuente honradez, mi limpio apellido de comunista. Cuidadlo como las niñas de vuestros ojos; que él ilumine el camino que has de recorrer durante toda tu vida. Deseo no te dejes ganar por el dolor y la melancolía que pueda producirte mi desaparición. Eres joven todavía y el tiempo cicatrizará la herida de tu sufrido corazón. ¡Mi Manoli querida! No quiero que, por venerar mi memoria renuncies a tu juventud. Te quiero demasiado para desear tal cosa. Cuando te uniste a mí yo no pude ofrecerte esa felicidad risueña y apacible con que sueñan las muchachas de tu edad. Ese género de “felicidad” no nos pertenece; es totalmente contrario a nuestras aspiraciones. Cuando te uniste a mí, te uniste a un luchador con el que has compartido todas tus vicisitudes durante las accidentadas etapas de nuestro “idilio”. Procura forjarte en las enseñanzas de esta dura experiencia, pues las vicisitudes no han terminado para los que sobreviváis. Aconseja de esta manera a nuestra querida Luisita. Yo vigilaré desde los luceros, que no se entristezca demasiado: ya veis que yo conservo el buen humor. Mis postreros besos para todos y, en especial, para nuestra Amatxo, para ti, para Eusebi y Luisita."


Prisión de Porlier, 20-1-42

PEDRO ENAMORADO RUIZ (20-11-1939)

Natural de Villaluenga de la Sagra, Toledo. Hermano de Francisco Enamorado Ruiz, también fusilado en el cementerio del Este, el 28 de Marzo de 1941.
Sus padres se llamaban Felipe y Guadalupe. Tuvieron siete hijos: 3 chicos: Antonio, Francisco y Pedro. - Y 4 chicas: Anastasia, Baltasara, Blasa y Cristina.
Vivió en Parla.

MARIANO CABO PÉREZ (27-04-1940)

Natural de Madrid. Hijo de Pablo y Gertrudis. Jornalero de profesión. Fue fusilado en el Cementerio del Este de Madrid, el 27 de abril de 1940. Tenía 33 años.

TERESA MATILDE REVAQUE GAREA (13-08-1940)


Nació el 17 de Agosto de 1897.
"(...) jefa del Servicio del Cuerpo de Prisiones, funcionaria muy competente, hizo cumplir el reglamento sin permitir diferencias a favor de los peces gordos bien emparentadas o relacionadas. Fue justa con todo el mundo, oí hablar muy bien de ella a reclusas comunes que comprendían sus esfuerzos por hacer de las cárceles algo más que un depósito de mujeres. Era castellana, socialista, de estatura media, con una cara morena, pelo largo y negro peinado muy pegado a la cara, con una personalidad muy acusada. Su dignidad me impresionó desde el principio, su claro concepto de su deber de funcionaria, su comprensión de los problemas que una cárcel de mujeres plantea. Contibuyó, con otras funcionarias también detenidas al acabar la guerra, a intentar canalizar el caos de la prisión para lograr que las mujeres pudieran sobrevivir; luchó por conseguir cuanto pudo. Jamás, que yo sepa, pidió un favor a las nuevas funcionarias. Se mantuvo con valor y serenidad. Juzgada y condenada a muerte por su comportamiento como funcionaria, fue fusilada en la primavera del cuarenta. A la que la sacó, Victoria Úbeda, le dijo tomando entre sus dedos el emblema del cuerpo de prisiones que llevaba: "No olvides Victoria, que muero por haber llevado esto con dignidad".
(Tomasa Cuevas. Cárcel de mujeres.)

“De la cárcel de mujeres se recibían noticias a través de los presos que iban a los consejos de guerra. Un día alguien hizo llegar la noticia: Han fusilado a Matilde Rabaque* . En la cárcel de mujeres de Ventas, una de las tres de mujeres, que entonces existían estaba Matilde Rabaque. Por su simpatía personal, por su afecto hacía sus compañeras, a las que hacía múltiples favores Matilde era popular en toda la prisión. Había sido funcionaria de prisiones durante la guerra y siempre trató a las presas sometidas a su custodia con corrección y con respeto. Alguna presa fascista, entre ellas Pilar Primo de Rivera, intrépida joven que en diversas ocasiones antes de la guerra participó en diversos atentados cometidos en las calles de Madrid, desde un automóvil, quería vengarse en ella su prisión. Y Matilde Rabaque* fue fusilada.” Fuente Archivo Amaro del Rosal. Fundación Pablo Iglesias.
*Aunque se conservan diferentes documentos donde el apellido figura escrito de distinta forma, creemos que el correcto es REBAQUE, dado que en la actualidad aun existe dicho apellido en la provincia de Valladolid de donde era natural Teresa Matilde. No obstante mantenemos las distintas anotaciones por si fuese necesario volver a corregirlo:
*Apellido correcto es Revaque. "Matilde Revaque, encarcelada el 18 de abril de 1939 en la nueva Ventas franquista —dirigida a la sazón por Carmen Castro— y fusilada el 13 de agosto del año siguiente."

Revaque Garea, Teresa Matilde El expediente recoge tres causas abiertas contra ella: la 3.569, del Juzgado Militar Permanente nº 4; la 17.109, del Juzgado Militar de Funcionarios nº 7; y la 25.200, del Juzgado Militar de Funcionarios nº 6. La sentencia de muerte fue dictada por las dos primeras causas. En la lista del cementerio reproducida en Núñez y Rojas (1997: 141 y 224 aparece equivocadamente como “Reisaque Garea, Teresa Matilde”. según la documentación conservada en el Archivo del Centro Penitenciario “Victoria Kent” de Madrid ( Fuente Fernando Hernandez Holgado)

GERARDO MUÑOZ MUÑOZ (24-06-1939)

A su esposa María.
"Cuando esto vean tus ojos
yo dejé de existir
para todos
pero no para ti...
La maldad de los hombres
hizo presa en mis carnes;
padecí los horrores
del odio y la barbarie.
Sana y honestamente
vivimos nuestra vida.
Digno llegué a la muerte;
con honra, sin mancilla.
Nuestra canción eterna
no se ha de interrumpir;
tú vives en la tierra:
yo siempre vivo en ti."


Gerardo Muñoz.



Presencié ya tres veces la salida
de hombres que jamás han de volver.
Pero al oír tu nombre de partida
la emoción embargó todo mi ser.
A la brutal llamada de la muerte
acudiste con ánimo tranquilo,
mostrando en la mirada que eras fuerte
y aceptando sereno tu destino.


(Versos escritos para Gerardo Muñoz por Francisco Román Aparicio, también fusilado en el Cementerio del Este)


Gerardo Muñoz, maestro de Móstoles en 1939, viajó a Madrid, desde Albatera, en Alicante, metido en un ataúd. No se trataba de un extravagante que hubiera decidido vivir semejante experiencia como una vivencia surrealista. La idea de tal traslado se debió, sin duda, a las almas compasivas que viajaron desde Madrid hasta el campo de concentración donde Muñoz estaba, entre las cuales se encontraba el hermano del entonces cura de Móstoles, para que la representación culminara en la plaza del pueblo madrileño. La gente de Móstoles fue obligada a asistir a la representación porque sus piadosos autores no podían permitirse la falta de público, ni que aquella gente se perdiera el ejemplo de la tortura a la que sometieron al maestro en su auto sacramental. La escena la cuenta María Antonia Iglesias en su libro Maestros de la República. Los otros santos, los otros mártires, con tanta brillantez narrativa como emoción. Lo hace con la ayuda de quien precisa el dato, Koldo Palacín, historiador, y con el dolor vivo de una sobrina- nieta de la víctima, Graciela Muñoz. Iglesias, que a lo largo de todo el libro pone en pie con eficaz escritura diez historias de la crueldad humana en distintos escenarios españoles, cuenta el miedo de aquellos vecinos madrileños que de no haber asistido al espectáculo hubieran tenido que pagar las cinco pesetas que no tenían y con las que se multaba "toda ausencia no justificada". Y es que este hermoso libro consigue no sólo verificar las historias dramáticas de estos maestros que perdieron sus vidas, con las miserias en las que se vieron envueltos en sus condenas, sino el contexto social y el sufrimiento de los que asistían a la barbarie, sometidos y en silencio. La representación de Móstoles pudo haber acabado allí mismo, con la muerte de la víctima, pero decidieron prolongar su sufrimiento conduciéndolo a la cárcel de Porlier, un centro de escolapios, hasta que el día de san Juan de aquel mismo año lo fusilaron junto a la tapia del cementerio de la Almudena. Una vez consumada esta liturgia, fue el propio párroco de Móstoles el que informó personalmente a la Comisión Depuradora del Magisterio de que Gerardo Muñoz "ha sido fusilado por la Justicia del Caudillo", así, con mayúsculas, para terminar deseando al dictador larga vida por la gracia de Dios. Pero para entender mejor los recovecos de la miseria sacerdotal hay que tener en cuenta este dato: el cura de Móstoles había intentado conseguir la plaza de maestro de Gerardo Muñoz y no la obtuvo. No es el único caso de miserable con sotana que María Antonia Iglesias narra en su libro, incluso llega a hablar en Zamora con un clérigo superviviente de notable cinismo, pero estos ejemplos sirven, no para negar que también hubiera entre los partidarios de la sublevación del 18 de julio mártires verdaderos, sacrificados por su fe, sino para constatar que la Iglesia española, tan dispuesta a dar altar a ésos sus mártires, se haya resistido a pedir perdón por su papel de verdugo. Además, muchos de esos otros santos, otros mártires, bastantes de ellos católicos, incluso católicos fervientes, pero con las modernas ideas pedagógicas de la República, fueron perseguidos por su propia Iglesia, más cercana en este caso a la demencia criminal que a los comportamientos evangélicos. Maestros de la República es un libro sobrecogedor, porque sobrecogedores son todos los asesinatos y represalias que se describen, pero sobrecoge también comprobar en esta obra de qué modo los buenos y prudentes maestros republicanos encarnaron el odio de los sublevados al ejemplar proyecto educativo de la República. Es éste un libro incómodo para quienes desde las tribunas públicas muestran repudio y desdén por cualquier santo o mártir que no esté en el catálogo de aquellos a cuyas beatificaciones asisten con peineta. Pero a esos resistentes a la memoria que no les conviene, quizá no sobre recordarles unas palabras de Dulce Chacón que aparecen ahora en un cartel en las calles de Madrid: "Somos víctimas del silencio de nuestros padres y responsables de la ignorancia de nuestros hijos". El viaje en ataúd del maestro de Móstoles es una metáfora muy expresiva de una siniestra procesión muy repetida en nuestra historia y ojalá irrepetible.


Fernando Delgado. Un viaje en ataud.






"El miedo y el silencio"
Dos filas de rejas y, en medio, los guardias. A un lado, las familias y al otro, los presos. Todos gritaban y nadie conseguía escuchar nada. Así recuerda Celia Muñoz la última vez que vio a su padre, Gerardo, un día antes de que le fusilaran, en julio de 1939. "No había cogido un fusil en su vida". Ella tenía 12 años cuando estalló la guerra.
Con aquellos recuerdos de infancia ha vivido Celia Muñoz hasta que hace unos años empezó a ver los papeles de su padre, que habían permanecido en un cajón, guardados por su madre, primero, y por su hermano, después. "Nos educaron en un ambiente de silencio y de miedo. Las madres no contaban, ni dentro de casa, lo que había pasado", dice. En aquellos papeles que guardaba su hermano encontró las cartas que su padre, maestro nacional en Móstoles (Madrid) durante 16 años, escribió desde prisión, los poemas. Y a través de ellos ha seguido descubriendo cosas. Durante el rodaje de La escuela fusilada, ha visto el expediente de depuración de su padre. Ya le habían fusilado, y así consta a lápiz en la documentación, pero se lo abrieron de todas maneras.



(Imágenes procedentes del documental "La escuela fusilada")


FEDERICO MANZANO COBANTES (03-07-1941)

34 años. Abogado y maestro. Natural de Campillos, vecino de Madrid. Hijo de José y Asunción.

FRANCISCO FORJAS PALACIO (18-12-1939)

Natural de Madrid en el año 1900. Hijo de Luis y María. Mecánico de profesión. Fue fusilado en las tapias del Cementerio del Este de Madrid el 18 de diciembre de 1939.

Teresa Forjas, con sus dos padres fusilados cuenta cómo los encontró en el libro "La memoria de los olvidados":

"Nos llamaron para darnos los papeles de la tumba de cada uno. Con 16 años, fui a sacar los cadáveres. El de mi padre me hizo sensación, pero más el de mi madre, porque no había calavera, sino un trozo de huesos con pelo." 

Su hermano Alberto y su esposa Teresa Trullenque Martín fueron fusilados en el mismo cementerio del Este. Su hija Dalia Forjas falleció en la cárcel de Ventas.


EMILIO DE LA CALLE GURRIARÁN (28-11-1939)

Natural de Madrid. Hijo de Emilio y Nieves. Conductor mecánico de profesión. Fue fusilado en las tapias del Cementerio del Este de Madrid el 28 de noviembre de 1939. Tenía 33 años.



Fotos envíadas por la familia De La Calle Gurriarán.

HILARIO GARCÍA APARICIO (17-04-1943)

"Al finalizar la guerra lo metieron preso en la cárcel de Porlier y lo condenaron a muerte. Somos de un pueblecito de Madrid y mi bisabuela iba cada dos semanas o así. Una de las veces al llegar allí la dijeron que lo habían fusilado. Se llamaba Hilario García Aparicio, aunque todos le llamaban Eladio (incluso en la lista de fusilados aparece con ese nombre). Mi abuelo debería de tener 8 años, y tenía 1 hermana mayor y 2 hermanas más pequeñas. Desde pequeño tuvo que trabajar. Paso hambre y miseria. No pudo ir al colegio. Pero a pesar de todo ha conseguido ganar la batalla, porque seguro que ha conseguido ser más feliz que cualquiera de los enemigos de su padre, a pesar de que se lo han puesto difícil. Yo no se como era su padre, pero mi abuelo habla muy bien de él, y si se parece a él seguro que era muy buena persona. No me gustan las injusticias, por eso me he interesado tanto por este tema, además quiero mucho a mi abuelo y me duele que haya pasado tanto porque otros quisieran poder. No se muy bien hasta donde llegaré con este tema porque no es mi padre ni mi abuelo, las personas más cercanas a él todavía viven y para ellas resulta un tema muy doloroso (el los pueblos hay gente que prefiere no remover el pasado, e intentar vivir en paz). Leí en un libro que una persona vive mientras se le recuerde y eso es lo que intento que no se le olvide."
Patri

JOAQUÍN MORENO TORMOS (31-10-1939)

Se llamaba Joaquin Moreno Tormos era militante de la CNT-FAI, trabajaba en telefonica.

MARIANO MAYORAL MINGO (12-12-1939)


" Mi abuelo Mariano Mayoral Mingo, nació en Leganés (Madrid) el día 3 de Mayo de 1891. Hijo de Inés y Eustaquia. Ferroviario de profesión. Fue Secretario General del Partido Socialista Obrero Español de Leganes. Sindicalista activo de U.G.T. Fue miembro fundador del Partido Solcialista en Leganés y Presidente del mismo. Segundo teniente alcalde de Leganés durante la 2ª República. Presidente del Comité del Frente Popular. Estaba casado con Mª Antonia Pérez Olivares, con quién tuvo 4 hijos. Julia, Micaela, Antonio y Mariano, en guerra acogieron a Eladia que forma parte de esta familia. Ayudo a personas y causas que creía justas, sin renunciar a sus ideas políticas y sin esperar ningún favor a cambio, como así ocurrió, como ejemplo defender de las llamas el retablo de Churriguera y la iglesia, exponiendo su propia vida y así un largo etc. con personas y causas. Amigo de Marcelino Pérez Lezarraga, Ramón Ariño, Pedro González, Tomas Montero Labrandero etc. Nunca supimos los motivos de su detención, el día 10 de mayo de 1939, pero el resultado del posterior Consejo de Guerra nº19649 fue la pena de muerte. Estuvo preso en la cárcel de Getafe y posteriormente en la de Porlier en la 3ª Galería hasta su fusilamiento en las tapias del Cementerio del Este el día 12 de Diciembre de 1939. El cuerpo fue reclamado por la familia posteriormente y esta enterrado en el cementerio de la Almudena."

Carmen

FRANCISCO PEINADO BAONZA (19-07-1939)

"Mi abuelo desapareció de la cárcel de Porlier. Solo ahora he sabido que fue fusilado en el Cementerio de La Almudena el día 19 de Julio de 1939. Sus hijas, son tres, eran huérfanas de madre y la mayor, mi madre, tenia 8 años cuando el desapareció. No se mucho o mejor dicho casi nada de él, no queda nadie para recordarle. Su hermana, creo que era la que mas sabía murió hace 40 años y sus hijas, como ya os dicho eran demasiado pequeñas. Pero yo no me conformo, quiero saber algo mas y sobre todo quiero que todos tengamos memoria, no sé si ser conductor de tranvía, tener 34 años y ser padre de familia, son motivos suficientes para morir fusilado en una tapia. Mi abuelo se llamaba Francisco Peinado Baonza y por lo poco que he oído a mi madre y sus hermanas, todo su crimen fue una denuncia de un vecino. Creo que nuestra obligación para con ellos, todos los que murieron, todos los que sufrieron la discriminación y la persecución y para con nosotros mismos, es intentar que su memoria no se borre, que todos sepamos que paso y por qué. Nadie nos va a ayudar, si nosotros no nos movemos y hacemos valer nuestro derecho a ir su tumba. La gente corriente como nosotros, se acaba haciendo escuchar si persevera y se une. "
Paloma

LEOPOLDO CARRILLO GÓMEZ (27-04-1940)


Leopoldo Carrillo junto a Virgilio Escamez durante el Consejo de Guerra.

ELOY DE LA FIGUERA GONZÁLEZ( 27-04-1940)