domingo, 17 de mayo de 2020

DAVID ÁLVAREZ FLORES (20-07-40)


David Álvarez Flores nace en Madrid en 1900. A los seis meses su familia se traslada a Tolosa, donde su padre, grabador de profesión, había encontrado trabajo.
Davis se inicia en las artes pictóricas en el País Vasco, llegando a alcanzar notoriedad junto a una nueva generación de artistas, participando en concursos, exposiciones y colaborando con varias publicaciones periódicas. 

En 1928 desarrolla su propio procedimiento para grabar sobre una plancha de zinc, técnica mediante la cual produjo dos de sus obras más conocidas: Sorgiña y Txistulari. Esta última era una nueva variante del retrato del tamborilero local.
En diciembre de 1930 es apresado por su participación en la sublevación republicana que asaltó el Gobierno Civil de Gipuzkoa. En la prisión de Ondarreta de San Sebastián coincide con Manuel Andrés Casaus, José Bago y el entonces oficial de carabineros Antonio Ortega.
En 1934, tras unos años de estancia en Pamplona, se traslada a Madrid. Se traslada a Madrid, instalándose en el número 10 de la calle Montera. Comienza a trabajar para la Federación Española de Trabajadores de la Enseñanza y la editorial El Magisterio Español, para la que ilustra las portadas de sus libros de texto.
Con el inicio de la Guerra Civil se alista en las Milicias Vascas Antifascistas. Desde que el teniente coronel Antonio Ortega asume su mando, lucha toda la contienda a su lado, en calidad de ayudante. Será conocido como el capitán David. Defiende Madrid en el sector de la Ciudad Universitaria. En junio es nombrado secretario del teniente coronel Ortega en su nuevo destino en la Dirección General de Seguridad en Valencia. La implicación de éste en la desaparición y asesinato de Andreu Nin, y su posterior destitución del cargo, les devolverá a ambos al frente de Madrid.
Es apresado el 30 de abril de 1939 y trasladado a la prisión de Conde de Toreno. En octubre organiza en la prisión una exposición con los retratos de compañeros que había dibujado en los meses anteriores.
Retrato de Pedro Lillo a carboncillo, realizado en la prisión
por David Álvarez el 2 de agosto de 1939 

En junio de 1940 es condenado a muerte por un Consejo de Guerra. La sentencia se ejecuta
el 20 de julio, siendo fusilado junto a las tapias del Cementerio del Este de Madrid.

Fuente: "Retratos desde la prisión", Mikel Lertxundi Galiana, Catálogo editado con motivo de la exposición realizada en la Sala Ganbara de Koldo Mitxelena Kulturunea del 26 de enero al 12 de marzo de 2011. - Textos en euskera y castellano. Descargar catálogo en pdf

Retrato de David Álvarez realizado en prisión por
Antonio Buero Vallejo 

Retrato de David Álvarez realizado en prisión
por su gran amigo pintor Pedro Antequera Azpirik 




jueves, 16 de abril de 2020

MANUEL PINA PICAZO (17-01-42)


Manuel Pina Picazo nació en Madrid en 1908. Compartió su afición al esquí con Margot Moles, la gran atleta republicana, con quien se casó en 1934 y cosecharon numerosos éxitos juntos como esquiadores. Tras el golpe de estado de 1936, Manuel luchó junto a otros buenos esquiadores republicanos en el Batallón Alpino que defendía la Sierra de Guadarrama, llegando a ostentar el grado de teniente de infantería (su Comandante, Raimundo Calvo Moreno, también fue fusilado).
En 1939 nació Lucinda (Luli), su única hija. Al finalizar la guerra intentó escapar desde Alicante en algún barco, pero fue detenido por los fascistas y confinado en el campo de Albatera. Después de pasar por la cárcel de Orihuela, acabó en Madrid, donde fue juzgado en Consejo de Guerra y condenado a muerte. Manuel Pina fue fusilado el 17 de enero de 1942 junto a las tapias del Cementerio del Este.


jueves, 9 de abril de 2020

FELIPE PÉREZ DE ARCOS (09-09-41)


Felipe Pérez de Arcos, natural de Fuentidueña de Tajo (Madrid). Afiliado al PSOE y al PCE en 1936, se incorporó a la caja de reclutamiento de Madrid y fue destinado a la 47 División de la 69 BM, operando en el sector de la Casa de Campo en Madrid. Fue fusilado a los 27 años de edad junto a las tapias del Cementerio del Este el 9 de septiembre de 1941.

lunes, 2 de marzo de 2020

RAFAEL PORRAS CABALLERO (19-05-43)

Procedente de la web
Rafael Porras Caballero nació en Pozoblanco (Córdoba). Estudiante. Hijo del intelectual y literato Antonio Porras Márquez. Afiliado al PCE y a la UGT. Fusilado a los 21 años en el Cementerio del Este de Madrid el 19 de mayo de 1943.

"La gran desgracia de la familia Porras: el fusilamiento del hijo Rafael Porras Caballero, en Madrid, el 19 de mayo de 1943.Antonio Porras, ya en Pozoblanco a la vuelta del exilio, pocos meses antes de morir, el 21 de septiembre de 1970, a los 84 años.
Rafael Porras Caballero había sido apresado en Madrid, nada más terminar la contienda. Lo trajeron a la cárcel de Pozoblanco, Le dieron varias palizas. Por fin llegó el consejo de guerra, no le demostraron cargos, quedó absuelto y salió en libertad. Estuvo administrando un tiempo la hacienda de la familia en Pozoblanco. Luego, volvió a Madrid, donde, sin que se sepa por qué, lo apresaron de nuevo, en 1942. Ahora las torturas que sufrió fueron mucho más serias, y llegaba a perder el conocimiento. Un nuevo consejo de guerra iba claramente a por él, seguramente por ser hijo de quien era. El 9 de abril de 1943 fue sentenciado a muerte, junto con otra decena de madrileños. La situación se hizo crítica, y su padre recurrió, entre otras personalidades, a los marqueses de Alhucemas, y por medio del mismo general Yagüe, las gestiones llegaron a la mesa de Franco, pero el gran dictador argumento que “no podía indultar, porque si indultaba a Rafael Porras, que su padre era muy conocido, sería un signo de debilidad, y tendría que indultar a los otros once”. Ya estaba todo consumado. El gran genocida lo empujaba todo hacia el final. El 13 de mayo de 1943, la 1ª Capitanía General se dio por “enterada” de la sentencia. En la noche del 18 de mayo, en la cárcel de Porlier, se dio comunicación a los reos y entraron en capilla. Rafael escribió a sus hermanos y a sus padres. La segunda terminaba así: “… Adiós, no quiero ser más extenso, para no haceros sufrir más. Tener resignación, ser buenos y vivir felices, que bien lo merecéis. Que mi último abrazo sea para todos a la vez, el más fuerte y con más cariño”.        Y como el Cristo del Calvario, le hacía este ruego a su padre en favor de uno de sus compañeros de muerte: “Junto conmigo muere José María San Ildefonso (*), deja viuda e hijos. Hacer por ellos cuanto sea posible. Viven en la carretera de Aragón núm. 15 (Ventas)”. Un gesto altruista insólito, que no hemos observado en la multitud de casos que hemos conocido. Fue una saca de 12 hombres, a los que asesinó el franquismo al amanecer del 19 de mayo de 1943, en el cementerio del Este."

Fuente: HISTORIA, MEMORIA Y LITERATURA. Intelectuales de la República
(Entrevista de Francisco Moreno Gómez a Carmen Porras Caballero, hermana de Rafael)


(*) José María San Ildefonso Huete, 32 años. El Ablanque (Guadalajara). Sin filiación política. Industrial. Fusilado el 19 de mayo de 1943 en el Cementerio del Este de Madrid.

miércoles, 20 de noviembre de 2019

BENITO GÓMEZ TIZÓN (23-10-40)


Benito Gómez Tizón fue alcalde de Loeches en el periodo 1936/37. Afiliado a UGT desde 1932. También Delegado de Abastos en la misma localidad. Tras finalizar la guerra es denunciado (junto a otros) por un alférez (también de allí) de la División 152 marroquí y nuevo Juez Municipal de Loeches tras la victoria franquista.
Tras un juicio farsa (pues testigos le exculparon en 1941) es enviado a la Prisión Provisional de las Comendadoras en Madrid el 5 de abril de 1940, y fusilado el 23 de octubre de 1940 a los 35 años de edad, dejando una viuda desvalida y un niño muy pequeño.

Yo, su nieta, no he podido conocer a mi abuelo por una guerra nefasta, llena de rencores y rencillas.  Solo deseo que rindan homenaje a todos nuestros fusilados atrozmente, que lucharon por su pueblo y sus ideales, que se  reparare su honor, sirva de recuerdo a las generaciones venideras y así  nunca se repitan los sufrimientos del pasado.
Nieves

martes, 16 de julio de 2019

JESÚS ADSUAR RUBIO (14-07-39)


Nacido el 14 de enero de 1900 en Colmenar de Oreja (Madrid), hijo de Ángela y Vicente, se dedicaba a confeccionar cestas y serones de esparto. Afiliado a la CNT fue elegido alcalde de Colmenar de Oreja y, cuando acabo la guerra, le acusaron de prevaricación por lo que fue detenido y encarcelado en la prisión de Porlier y ejecutado el 14 de Julio de 1939 junto a las tapias del Cementerio del Este de Madrid.



domingo, 12 de mayo de 2019

SATURNINO ANDRÉS ALBA (02-12-39)


Saturnino Andrés Alba, estaba casado con Enriqueta y era padre de siete hijos. Albañil de profesión y afiliado a la CNT. Tenía 48 años cuando fue fusilado junto a las tapias del Cementerio del Este de Madrid el 2 de diciembre de 1939.

El historiador Fernando Hernández Holgado desmonta en este artículo -donde analiza el caso particular de un presunto "chequista"-, los argumentos de la derecha para paralizar el Memorial a los 3.000 asesinados en el Cementerio del Este en Madrid.

martes, 7 de mayo de 2019

FILIBERTO AGUDO RIOJA (18-06-39)

Filiberto Agudo Rioja tenía 45 años y era natural y vecino de Escalona (Toledo). Se dedicaba a  labores agrícolas. Al finalizar la Guerra fue detenido y posteriormente trasladado a la cárcel de Torrijos en Madrid, junto a su sobrino Ricardo Agudo López. Ambos serían fusilados en el Cementerio del Este en la madrugada del 18 de junio de 1939, junto a 42 personas más.

RICARDO AGUDO LÓPEZ (18-06-39)

Ricardo Agudo López (Álbum familiar)
Ricardo Agudo López tenía 31 años y era natural y vecino de Escalona (Toledo). Hijo de Rosalía López Pinto y Constantino Agudo Rioja. Aficionado a la música, se dedicaba a labores de horticultura.

Tras su detención al finalizar la Guerra, ingresó en la cárcel de Torrijos el 1 de mayo de 1939. Dos semanas más tarde es juzgado en Consejo de Guerra y condenado a muerte. Trasladado a la prisión provincial de Porlier en la víspera, es fusilado en el Cementerio del Este el 18 de junio de 1939 junto a su tío Filiberto Agudo Rioja y 42 personas más.

domingo, 14 de abril de 2019

MARIANO GÓMEZ SÁNCHEZ (06-03-41)


Mariano Gómez Sánchez. Natural y vecino de La Torre de Esteban Hambrán. Jornalero y del PCE. Fue fusilado el 6 de marzo de 1941 junto a las tapias del Cementerio del Este de Madrid.

EULOGIO RAMOS CABEZUELA (12-07-41)


Eulogio Ramos Cabezuela era de Pelayos de la Presa (Madrid). Jornalero. Fue fusilado por sentencia de Consejo de Guerra el 12 de julio de 1941 junto a las tapias del Cementerio del Este de Madrid.

viernes, 12 de abril de 2019

LUIS FERNÁNDEZ AGUADO (09-08-40)

(Álbum familiar)
Luis Fenández Aguado nació en Fuenlabrada (Madrid). Sastre de oficio, tenía 39 años cuando fue fusilado junto a las tapias del Cementerio del Este según "Oficio y Certificación del Sr. Juez Instructor Comandante de Ejecutorías de la Capitanía General de la Primera Región", como consta en su certificado de defunción.


sábado, 6 de abril de 2019

FRANCISCO BLÁZQUEZ HERNÁNDEZ (21-03-42)


Francisco Blázquez Hernández nació en Santa Cruz del Valle (Ávila). Jornalero. Fue fusilado con 32 años por sentencia de Consejo de Guerra junto a las tapias del Cementerio del Este de Madrid, junto a 42 personas más, el 21 de marzo de 1942.
Francisco Blázquez Hernández (Albúm familiar)

jueves, 21 de marzo de 2019

BARTOLOMÉ NIETO JIMÉNEZ (31-08-40)


Bartolomé Nieto Jiménez nació en Grajos (San Juan del Olmo), provincia de Ávila, el 24 de agosto de 1914. Desplazado como consecuencia de los bombardeos sobre la capital, en marzo de 1937 contrajo matrimonio en Burjasot (Valencia) con Felipa Moral, natural de Cerezo de Arriba (Segovia)
En Madrid formó parte del cuerpo de Guardias de Asalto de la República.
Detenido al finalizar la guerra, estuvo preso en la cárcel de Comendadoras. Condenado a muerte por "Adhesión a la rebelión" en el sumario nº 50972 del Tribunal Militar letra A, fue fusilado junto a las tapias del Cementerio del Este el 31 de agosto de 1940.

miércoles, 13 de marzo de 2019

SANTOS MAÑES MAÑES (08-10-40)

Santos Mañes Mañes (Archivo familiar)

 Santos Mañes Mañes nació en Embid de la Rivera (Zaragoza) el 1 de noviembre de 1890. Residió en Madrid. Militante de Izquierda Republicana. Fue fusilado en el Cementerio del Este el 8 de octubre de 1940 a los 49 años de edad.


Santos Mañes Mañes y su carta "de capilla" (Archivo familiar)
A juzgar por su contenido, la carta de capilla de Santos Mañes consiguió burlar la censura de sus carceleros de la prisión de Porlier y llegar al exterior por canales alternativos al oficial. Santos escribió la carta en la noche del 7 de octubre de 1940, seguramente a lápiz. En la madrugada del día siguiente sería fusilado en el Cementerio del Este. El original debía de amenazar con desintegrarse y, antes de que eso ocurriera, alguien de la familia decidió mecanografiar su contenido. La carta tiene dos partes diferenciadas. En la primera, Santos se dirige a sus amigos, y en la segunda, a su familia, singularmente a sus 10 hijos. Llama la atención la entereza y serenidad que transmite, así como su compromiso con la causa que le cuesta la vida.


Transcripción de la carta de capilla de Santos Mañes

En capilla a 7 de octubre de 1940. Querido amigo Vicente: Como te dije personalmente, harás el favor de mandar la ropa a casa, las cartas todas las quemas, los materiales disponéis los tres de ellos en la forma que queráis. Noticias a mi casa desearía que pasaran un par de días para que se enteraran. Con ello quiero evitar que vayan a verme al cementerio, así se lo harás saber si tienes ocasión de hablar con ellos. Son las dos de la madrugada y han pasado estas horas sin darme cuenta, podéis creer que todo se reducirá al momento de la ejecución. Había conseguido del “Bárbaro” que bajarais, pero como buen jesuita ni palabra mala ni obra buena, paciencia una vez más. Caspe te admiro, en ello condenso todo el cariño que te profeso, recibe mi último abrazo. S. Mañes.---- Isidoro, despídeme de todos los amigos, les das un abrazo de mi parte y tú los recibes de tu buen amigo S. Mañes. ---- Vicente un abrazo más extenso a toda la sala. S. Mañes--------

Madrid, en la capilla de Porlier a 7 de Octubre de 1940. – Queridos hijos: En los últimos momentos de mi vida, quisiera dirigirme a vosotros. No sé si el entendimiento me responderá, aunque os aseguro que estoy completamente tranquilo, con la tranquilidad que proporciona una conciencia limpia y honrada. No sé si debo justificar ante vosotros mi actuación sostenida durante la guerra contra el régimen fascista. Los hijos pequeños no lo comprenderán y de los mayores es sobradamente conocida mi actuación que, basada en la más estricta honradez, nunca rehusé el puesto que me fue confiado y sin duda esto es lo que me priva de la vida, sintiéndome orgulloso de haberlo hecho así. Y si algún dolor me causa, sois vosotros. Por vosotros y por una sociedad mejor luché y caí, nunca os avergoncéis de mí ni de mi muerte. Llevar la cabeza alzada como corresponde a toda persona decente y seguir la trayectoria que vuestras conciencias os dictan pero como hasta aquí: con la brújula hacia la clase trabajadora.
Quisiera dedicar unas frases a cada uno de vosotros y no encuentro palabras ponderativas que expresen lo que significáis para mí. ¿Hijos? Es poco, porque hijos lo sois por el hecho de haber venido al mundo. Pero hijos cariñosos, comprensivos, trabajadores, honrados, valientes y sobre todo de un cariño hacia sus padres que por mucho que hiciera por vosotros siempre estaría en deuda. Una cosa os pido en estas últimas horas: que si es posible aumentéis hacia vuestra madre el cariño todo que a mí me profesaba. ¡Pobrecilla! Por mí, que la tuve siempre esclavizada. Por vosotros ¡erais tantos! que no hizo más que trabajar para teneros siempre limpios. ¿Debéis ocultarle mi muerte? No sé qué aconsejaros, pienso que sería mejor silenciarlo, pero vosotros con más juicio obraréis en consecuencia.-
Carmen, ya desapareció el obstáculo para tu boda, cásate y sé muy feliz. Mírate en el espejo de tu padre y procura hacer feliz a tu compañero. Para Enrique un abrazo de mi parte. – Antonio, nada te digo. Me has demostrado repetidas veces que eres digno de mí, con tu inteligencia lleva esa pesada nave que te dejo por herencia y con tu tacto lima las asperezas que surjan en la familia. – Loli eres toda corazón ¡cuánto te quiero! ¿Más que a los demás? No, pero es que todo en ti es bondad. ¡Qué feliz harás al hombre que a ti se una! .- Antoñita, tan pequeña como eres y esta ingrata sociedad te obliga a llevar el papel de madre. Recibe en premio mi último beso. – Santitos, Pascualín, Carlitos, Enrique, Natachina, ya os explicarán vuestros hermanos mayores quién fue y por qué murió tu padre. – Rogelio, cómo se demostrará tu corazón. Ten valor como yo lo tengo y a luchar. – Besos, besos, muchos besos de vuestro padre S. Mañes.

miércoles, 6 de marzo de 2019

JESÚS VILLAVERDE PETRALANDA (21-03-42)

Jesús Villaverde Petralanda (Archivo familiar)
Jesús Villaverde Petralanda nació en San Vicentejo, Araba, en 1914.  Fue fusilado en el Cementerio del Este, el 21 de marzo, 1942 junto a su hermano Justo.

Tres hermanos más sufrieron también las consecuencias del triunfo del golpe militar de 1936 contra la II República:

Pedro Villaverde Petralanda: nacido en Madrid, 1915. Huyó a Francia en 1939.  Se incorporó en la 109 Compañía de Trabajadores Extranjeros que fue enviada a la línea Maginot. Fue capturado cerca de Delle el 21 de junio, 1940. Pasó por el Frontstalag 140 de Belfort y el Stalag XI B de Fallingbostel. Murió en el campo de concentración de Mauthausen-Gusen el 14 de noviembre, 1941.

Victoriano Villaverde Petralanda: nacido en Madrid, 1920.  Huyó a Francia en 1939.  Se incorporó en el 23 Regimiento de Marcha de Voluntarios Extranjeros.  Murió en la batalla de Soissons el 8 de junio, 1940. Enterrado en Oigny-en-Valois.


José Luis Villaverde Petralanda: nacido en Bilbao, 1908, preso de 1939 a 1944 en el Fuerte de San Cristóbal y en Porlier.  Con la salud perjudicada por los años de cárcel, murió en Madrid en 1950. 

Sus hijos, nietos, biznietos y tataranietos se hayan en España, los Estados Unidos, y Canadá manteniendo la memoria viva.

Fuente: Elena Cerrolaza Villaverde

JUSTO VILLAVERDE PETRALANDA (21-03-42)

Justo Villaverde Petralanda (Archivo familiar)

Justo Villaverde Petralanda nació en San Vicentejo, Araba, 1911.  Fusilado en el Cementerio del Este, el 21 de marzo, 1942 junto a su hermano Jesús.

Tres hermanos más sufrieron también las consecuencias del triunfo del golpe militar de 1936 contra la II República:

Pedro Villaverde Petralanda: nacido en Madrid, 1915. Huyó a Francia en 1939.  Se incorporó en la 109 Compañía de Trabajadores Extranjeros que fue enviada a la línea Maginot. Fue capturado cerca de Delle el 21 de junio, 1940. Pasó por el Frontstalag 140 de Belfort y el Stalag XI B de Fallingbostel. Murió en el campo de concentración de Mauthausen-Gusen el 14 de noviembre, 1941.

Victoriano Villaverde Petralanda: nacido en Madrid, 1920.  Huyó a Francia en 1939.  Se incorporó en el 23 Regimiento de Marcha de Voluntarios Extranjeros.  Murió en la batalla de Soissons el 8 de junio, 1940. Enterrado en Oigny-en-Valois.


José Luis Villaverde Petralanda: nacido en Bilbao, 1908, preso de 1939 a 1944 en el Fuerte de San Cristóbal y en Porlier.  Con la salud perjudicada por los años de cárcel, murió en Madrid en 1950. 

Sus hijos, nietos, biznietos y tataranietos se hayan en España, los Estados Unidos, y Canadá manteniendo la memoria viva.

Fuente: Elena Cerrolaza Villaverde

jueves, 18 de octubre de 2018

HELIODORO DE ARRIBA CARPIO (09-09-41)

Heliodoro de Arriba Carpio (Album familiar)
Heliodoro de Arriba Carpio, nació el 2 de febrero de 1900 en Muñoz (Salamanca). Fue operario de Telefónica y en sus últimos años portero de librea en una casa en la calle Goya de Madrid
Se casó con Benita Pascual y tuvo 5 hijos (4 hijas y 1 hijo).  Por su pertenencia al Partido Comunista es detenido e ingresa en la Prisión de  Salamanca el 14/08/1939. El 07/03/1940 es entregado a la Guardia Civil para ser conducido a Madrid. El Consejo de Guerra le condena a pena de muerte por adhesión a la rebelión. El 09/09/1941 es entregado al piquete de ejecución y fusilado en el cementerio del Este.
Heliodoro luchó toda su vida por la libertad, la justicia social, la igualdad de oportunidades y los derechos de los trabajadores. Estos valores constituían los hilos conductores de la II República que fueron frustrados por el golpe militar de 18 de julio de 1936. Como se frustraron la consecución de estos ideales, también se frustraron las vidas de estos hombres y mujeres  que lucharon por garantizar el bienestar de los más vulnerables y la eliminación de los privilegios de clase.
Heliodoro quería por encima de todo que sus hijos fueran a la Universidad, estaba convencido que estudiar les haría libres.

Cristina Revuelta (nieta de Heliodoro)


Gracias a la memoria y el tesón de su familia existen más recuerdos de él que los documentados sobre su detención y fusilamiento. Su hija Teodora le escribió esta carta sin destino posible...O no, porque los recuerdos siempre llegan:


CARTA SIN DESTINO

¡Hola papá! Como me emociona llamarte cuando han pasado muchas décadas sin poder hacerlo.
Quiero dejar claro; tú no tenías las manos manchadas de sangre, lo sabíamos nosotros y en tu defensa no dejaste de repetirlo. Cuando habían pasado cuatro décadas y la dictadura terminó, en el certificado de defunción, fechado el cinco de octubre de mil novecientos setenta y nueve, figuraba: Heliodoro de Arriba, asiste a Consejo de Guerra el 20-6-41 y finalmente, es entregado al piquete de ejecución el 9-9-41. Para cumplimiento de condena por:
DELITO DE ADHESIÓN A LA REBELIÓN.

Muchos años callamos tu muerte, por no oír la coletilla de la voz muda:
¡ALGO HABRÍA HECHO!
Papá además de vencidos hemos sido; derrotados, rojos, callados, en definitiva los malos.
No sabían que en nuestras pequeñas vidas, la semilla del buen hacer, principios, valores, ética, todo lo que durante tanto tiempo abonasteis, estaba ya germinando.
En tu carta de despedida, nos decías: “chiquitines cuidar y obedecer a mamá”.
Tu consejo lo hemos llevado por bandera.
En tu carta del último adiós también nos decías:
“No siento mi muerte, me duele el desamparo que te dejo mi amor”
¡Fue muy duro!
Y llegaron muchas voces: los pequeños al orfanato y las dos mayores de niñeras. La respuesta de mamá, fue siempre la misma:
“Cuando de noche cierre la puerta, mis hijos estarán conmigo”
¡Fue una madre coraje!
Artesana de todo; ¡hasta nos confeccionaba las zapatillas!. Cerca de  casa había un estercolero, recogía las zapatillas viejas, sus suelas, después de limpias, las dejaba en el número correspondiente, si era invierno de paño, si verano de lana. Antes de empezar a transformarlas nos preguntaba, a gusto del consumidor ¿una o dos  ondas?    
El coserlo a la suela requería mucha fuerza, un alicate tirando de la aguja y su lengua sacada para hacer más fuerza. La imitábamos como gracia.
Los primeros momentos fueron muy duros.
¿Te acuerdas de aquella canción? Desde Santurce a Bilbao vengo por toda la ría……Eso fue lo primero que hicimos, vender sardinas; una caja de madera, las sardinas bien colocadas, una cuerda a los lados en forma de agarrador ¡ A la sardina fresca por docenas! Este era nuestro grito recorriendo las calles. Esto lo hacíamos mamá y yo. Los pequeños al colegio. Nunca pedimos limosna.
Mamá murió a los 55 años. Había cumplido su cometido. Estaba muy cansada y tenía el corazón roto de tanto sufrimiento. Abrió las alas, las que tantas veces nos sirvieron de cobijo y voló alto, muy alto.
Papá tu muerte fue un vacío dramático con el que siempre hemos vivido pero nos quedaron tus recuerdos:
Aquel juego, tú sentado y nosotros haciendo cola para acomodarnos en tus rodillas que se ponían en marcha al grito de: Al trote, al trote, al galope, al galope. Los dos pequeños no alcanzaban y yo los aupaba.
Otro recuerdo, este más goloso. Cuando te acompañaba al mercado de Torrijos, había un puesto pequeño rodeado de una bandera republicana, en su cumbre una bandeja de pestiños, con su pincelada de rica miel. Una mujercita atendía a la clientela, mi mano agarrada a la tuya muy apretada, mis ojos fijos en tu mirada esperando un sí o un no y mi triste pregunta. ¿No hay centimitos.
Tengo casi noventa años y quiero seguir aprendiendo. Toda mi vida he tenido un recuerdo de un deseo que tenías para nosotros. En una reunión con tus amigos, cuando se marchaban les enseñaste a tus hijas, estábamos ya en la cama, dorada y negra, dos a la cabecera y otros dos a los pies. El rey de la casa (el deseado) estaba en su cunita en vuestra habitación. Abriste la puerta y te oí este comentario: “Mis hijas llegarán a la universidad”. Luchamos por ello.
Lamentablemente, no llegamos a la universidad pero fuimos buenos profesionales. Tus nietos y biznietos son titulados.
He dejado este recuerdo para el último por la impresión tan horrible que me causó, llevaríamos un año de guerra, en el colegio para compensar el horror que estábamos viviendo, nos llevaban al cine Tívoli de la calle Alcalá ponían ¡Botón de Ancla!, de repente se apagó la pantalla y nuestros profesores muy deprisa nos pusieron a hacer filas. En la puerta esperaban nuestros familiares, allí estabas tú papá, cogiste a los pequeños de tus manos y nosotras de las suyas y nunca podré olvidar la canción que cantábamos:
¡A tapar la calle que no pase nadie!
Así fuimos, Alcalá arriba hasta Goya, donde nos encontramos un espectáculo dantesco, un atentado en los bajos del cine Salamanca, había mucha pólvora, ya que allí se rellenaban las balas. La calle Torrijos, junto con sus salidas de metro habían saltado por los aires. ¡Terrible!
Ante tal horror, tú nos dijiste: “Cerrar los ojos, ahora jugaremos a la gallinita ciega!
 Este tremendo atentado, se ha silenciado y ya han pasado más de 80 años.
Papá en toda nuestra vida no te hemos olvidado y siempre te hemos sentido muy cerca.
¡Te seguimos queriendo!

Teodora de Arriba

Fuentes: Familiares, AGHD (JK)

martes, 2 de octubre de 2018

LUIS SENDÍN LÓPEZ (02-10-42)

Nació en Lugo en 1909. Relojero. Sindicalista de UGT y miembro de la JSU y del PCE.
Sindicalista desde 1929 y miembro de las JSU, empezó joven a colaborar con Mundo Obrero. Durante la Guerra Civil llegó a formar parte de la dirección de las JSU y fue comisario político de la División de Ingenios Blindados.​ Cuando las tropas sublevadas partieron en dos la zona republicana hacia el final de la guerra (Cataluña al norte y parte de la Comunidad Valenciana, Castilla La Mancha y Murcia al sur), se encontraba en la provincia de Alicante, donde conoció a Ángel Cardín, pero fue detenido e internado en el campo de concentración de Albatera, mientras Cardín conseguía esconderse.
Escapó del campo de Albatera a los pocos días y consiguió salir hacia el interior de la provincia de Valencia donde permaneció oculto en las montañas.​ En 1941 Sendín regresó a Valencia y comenzó a trabajar en el mercado. Allí trabó amistad y contacto con Heriberto Quiñones, dirigente en el interior del Partido Comunista de España. Luego viajó con él en el verano de 1941 a Madrid, ya dentro de la estructura orgánica de la dirección del PCE. Fue detenido al poco de llegar,​ siendo el primero de los detenidos de una operación de la Brigada Político-Socialcontra la dirección comunista. A pesar de todas las prevenciones, Heriberto Quiñones se hizo cargo de la organización del PCE en Madrid y fue detenido meses más tarde, junto a Ángel Cardín, en la calle de Alcalá. Un cuarto y último miembro de la estructura del PCE, Federico Frutos de San Antonio, escapó solo por unos días. Sendín, Quiñones y Cardín fueron condenados a muerte en septiembre de 1942 y fusilados juntos en las tapias del cementerio del Este.
Fuente: Wikipedia

ÁNGEL FERMÍN CARDÍN MARTÍN (02-10-42)

Nació en Santander, 1918. Metalúrgico. Miembro del Comité Central del Partido Comunista de España. 
Al tiempo de producirse el golpe de Estado de julio de 1936 que dio lugar a la Guerra Civil, era militante de las Juventudes Socialistas Unificadas (JSU) que participaron en la defensa de Santander. Después de que la ciudad cayó en manos de las tropas sublevadas, pasó a Francia, regresando a España como miembro del Partido Comunista con la misión de entrenar militarmente a los militantes del PCE en Alicante. Con la toma de Alicante al final de la guerra, no pudo huir, y se mantuvo oculto durante casi un año y medio en Elche. El 18 de diciembre de 1941 llegó a Madrid Heriberto Quiñones para hacerse cargo del secretariado de la organización del PCE, en sustitución de Realino Fernández López detenido en noviembre del año anterior. El 30 de diciembre de ese año, en la calle de Alcalá de Madrid, Ángel Cardín fue detenido junto a Quiñones, mientras que el otro miembro de la dirección del PCE, Federico Frutos de San Antonio pudo escapar aunque fue detenido días más tarde.
Los tres, como miembros de la dirección del PCE, fueron juzgados ante un consejo de guerra el 26 de septiembre de 1942, y aunque el fiscal había pedido contra Cardín treinta años de prisión, fue condenado a muerte junto a Heriberto Quiñones y Luis Sendín López arrestado en octubre de 1941. Federico San Antonio de Frutos fue condenado a treinta años de prisión. Ángel Cardín fue ejecutado el 2 de octubre de 1942 en el cementerio del Este de Madrid con Quiñones y Sendín López.
Fuente: Wikipedia