miércoles, 25 de junio de 2008

PEDRO LILLO CABALLO (05-08-1939)


Nació en Madrid el dia 14 de Febrero de 1906, hijo de Josue y de Paula. Se casó en 1932 con Clara Mate (18/08/1905 - 15/08/1993) y tuvo dos hijos Josue (1932) y Luis (1934-2007).
Fue fusilado el dia 5 de Agosto de 1939, el mismo dia que "Las trece rosas", su único delito, creer en la libertad y la democracia, y ser miembro de la JSU.


Su padre Josue Lillo, fue miembro de Izquierda Republicana y en Madrid hay una calle dedicada a su memoria, en el distrito de Puente de Vallecas, su barrio.


Retrato a carboncillo que hicieron a Pedro Lillo, en la cárcel Conde de Toreno, dos días antes de asesinarle.
Certificado de la ejecucción de la sentencia sobre Pedro Lillo Caballo.
"D. Felipe Ruíz Pérez Teniente de la Guardia Civil y secretario del Juzgado Militar de Ejecutorias, letra Z de esta plaza.Certifico.- Que en el Procedimiento Sumarísimo nº 30.426 se encuentra un documento que copiado literalmente dice así: Don Luís Jimenez Encinas, Teniente médico del Ejército con destino en la Jefatura de Sanidad de Madrid. Certifico que Pedro Lillo Caballo, natural de Madrid, vecino de Madrid, de 33 años, estado casado, ha fallecido en el día de hoy a las 4:30 horas a consecuencia del fusilamientos a cuya pena fue condenado en virtud de orden del Iltmo. Sr. Auditor de Guerra del Ejército de ocupación y nombramiento de Sr. Jefe de Sanidad Militar de la Plaza, expido el presente en Madrid a 5 de Agosto de 1939. Firmado y rubricado. Luís Jimenez Encinas.Concuerda bien y fielmente con el original al que me refiero y para que conste a los efectos que proceda, expido el presente en Madrid a seis de marzo de mil novecientos cuarenta y cuatro."

1 comentario:

Pedro dijo...

Su hijo Josue Lillo Mate falleció 3l dia 18/07/2017, voy a publicar unas palabras que Tomás Montero le ha dedicado y que toda la familia le agradecemos y y especialmente.
racias Tomás.
"Muchas gracias a todas y a todos. El sábado coincidimos muchos familiares en la tapia, me atrevería a decir que más que ningún año hasta la fecha. Pero nos faltaba Josué desde julio. Gracias, Pedro, por estar ahí para contárnoslo. Josué era entrañable y le queríamos. Mucho antes de llegar las nietas y nietos a la tapia él ya estaba allí con las víctimas y otras veteranas y veteranos que nunca dejaron sin claveles ni recuerdo su lugar de memoria. Han pasado muchos años, pero después de conseguir el libro de Mirta Nuñez y encontrar en su listado a mi abuelo, no puedo olvidar que Josué fue la primera persona a la que me atreví a preguntar (aún conservo esa timidez enfermiza) en un acto homenaje a las Trece Rosas el 8 de marzo de 2005. Al final del mismo, habló Lillo para demandar que el homenaje se extendiera también a los muchachos de la saca del 5 de agosto, entre quienes se encontraba su padre Pedro Lillo Caballo, y al resto de personas fusiladas. Por primera vez pude ver sobre sus manos documentos militares, certificados de defunción, fotografías que conservaba en una pequeña carpeta. Allí me indicó que los fusilamientos se realizaban extramuros y que de niño acudía por el camino de Valdelatas a recoger casquillos de balas. Él tuvo la culpa, sin duda, de animarme a seguir preguntando y arrimar el hombro a su causa que hoy, como dije al principio, es ya la de muchos.
¡Nunca te olvidaremos, Josué!¡Otro fuerte abrazo, Pedro!"

Muchas gracias Tomás por estas bonitas palabras para mi padre.
Solo deciros que él nunca faltará a la cita del homenaje, y que siempre sigue en los corazones de sus hij@s y niet@s, sembró demasiado en los pocos años que pudo expresarse en libertad.

Este grupo le dio unos momentos inolvidables e impensables para un niño hijo de rojo.

Gracias a tod@s
Familia Lillo